P: Cómo sé si tengo VOCACION religiosa?

Dios vive con y dentro de nosotros, y aunque muchas cosas nos llaman desde fuera, es desde dentro donde identificamos aquellas cosas a las que Dios nos está llamando.

Cada persona tiene una vocación de Dios que ha sido sembrada desde el comienzo. Dios nos hizo, y nos llama a cada uno de acuerdo a quienes somos. Para conocer nuestro llamado de vida (una vocación al matrimonio, una vocación a la vida religiosa, una vocación a la vida de soltero/a) necesitamos aprender a escuchar los más profundos deseos de nuestros corazones. Un director espiritual o una persona sabia y llena de fe pueden ayudarnos a hacer eso.

Los requerimientos básicos para unirse a una comunidad religiosa son cuando tu:

  • Tienes una razonable buena salud.
  • Tienes inteligencia normal
  • Eres Católica practicante
  • No tienes impedimentos de compromisos u obligaciones (ej: matrimonio, deudas importantes, debes hacerte cargo de padres dependientes o hijos, etc.) que pudieran impedir que entregaras tu vida a esta clase de vida.
  • Las Hermanas de la Providencia, Provincia Madre José, reciben mujeres entre los 20 y 40 años, pero podrían considerar otras.

P: Cuales son los signos de una vocación religiosa?

Algunos signos de vocación religiosa incluyen:

  • Encontrar gozo en la oración.
    Aprecio a la oración solitaria y silenciosa
    El deseo de pertenecer a y servir a Dios con su vida entera.
    El deseo de servir a Dios y servir al prójimo.
    Estar lista para compartir tu vida con otras personas con objetivos y valores similares.
    Un sentimiento persistente de que estás llamada a la vida religiosa.
    Una atracción persistente a la vida religiosa

Usado con el permiso de St. Anthony Messenger Press

P: Pueden las RELIGIOSAS tener su automóvil propio u otras cosas?

Las religiosas hacen votos a Dios, usualmente votos de pobreza, castidad y obediencia, en el contexto de ser miembros de una comunidad religiosa.

Por medio del voto de pobreza, los miembros de la comunidad renuncian a sus bienes personales y, en su lugar, poseen todo en común. Sus necesidades son provehidas por la comunidad. Si necesitan un automóvil para uso personal, usarán uno que pertenezca a la comunidad. Cada comunidad posee sus propios procedimientos para manejar estas situaciones.

P: Si yo ingreso a una comunidad religiosa, puedo casarme o tener hijos?

Personas que se convierten en sacerdotes, hermanas o hermanos dan su vida completa a Dios. Una de las formas de hacer esto es hacer el voto de castidad a Dios, que es un voto a no casarse o tener sexo. En la medida que estas personas van creciendo en un profundo amor a Dios y a las personas se sienten completas.

P: Si tomo el voto de obediencia, podría perder mi libertad?

El significado básico de obediencia es buscar lo que Dios quiere. Es muy liberador saber como Dios te quiere guiar y actuar de acuerdo a su deseo. Una religiosa toma decisiones consciente de que es miembro de la comunidad, tal como una persona casada toma decisiones consciente de ser parte de una familia. Las decisiones importantes se toman en conjunto con otros miembros de la comunidad, según las costumbres de la comunidad particular. Igual como en un buen matrimonio, cuando se toman decisionces en conjunto en la vida religiosa la libertad crece en lugar de perderse.

P: Si yo ingreso a la comunidad, quien decide cual va a ser mi ministerio?

Tal como en la mayoría de las comunidades, las Hermanas de la Providencia tienen gran respeto por los dones y talentos de cada persona. También somos conscientes de las necesidades a nuestro alrededor y en nuestro mundo. La hermana individual y una hermana en el Líder del Equipo Provincial decide en conjunto donde Dios está llamando a la hermana a realizar su ministerio.

P: Existe alguna forma de probar la vida religiosa previo a hacer el compromiso?

Arreglos son fácilmente hechos a través del director vocacional para estar con un grupo de hermanas durante un periodo de tiempo, corto o largo ( un fin de semana, una semana, un mes) para ver y experimentar la vida religiosay para ayudar en el discernimiento de ingresar. Normalmente estas visitas se llaman VEN Y VE.

La Iglesia quiere asegurarse que los individuos tengan suficiente tiempo para experimentar y entender el llamado a la vida religiosa previo a hacer el compromiso permanente, por lo que hay un proceso de preparación que conduce inicialmente a los VOTOS TEMPORALES y eventualmente a los votos finales.

Si está decidida a entrar, usted tendría dos a tres años para aprender a vivir la vida religiosa con libertad de abandonar cuando usted guste. Luego haría votos temporales por tres a seis años antes de hacer los votos finales.

P: Si siento que podría tener vocación religiosa, qué debo hacer?

Aprenda todo lo que pueda acerca de la vida religiosa. Hable con un religioso: hermana, hermano o sacerdote. Lea acerca de la vida religiosa. Pida información a un director vocacional. Algunos buenos recursos incluyen:

  • Guía de la Visión
    Guías Católicas
    Conferencia de Liderazgo de Mujeres Religiosas.

P: Qué tan libre sería para que mi familia viniera a visitarme, y para visitar o viajar con ellos?

En muchas comunidades religiosas, visitarse con la familia es valorado. Cada comunidad tiene sus propias costumbres y consideraciones básicas respecto a cómo esto se vive.

P: Qué sucedería con mi cuenta bancaria y/u otras propiedades si entro a la comunidad?

Esto varía de una comunidad a otra. En la etapa de votos temporales, usted renunciaría a la administración y uso personal de sus bienes y designaría a alguien a administrarlos por usted. A su vez, usted hará un testamento con relación a las propiedades presentes y cualquier herencia futura. De ahí en adelante, cualquier ganancia se convertirá en ganancia de la comunidad.

P: Si creo que alguien que conozco podría tener una vocación religiosa, qué puedo hacer?

Haz click aquí para leer un artículo escrito por nuestra Hermana Clara Lentz acerca de sus pensamientos sobre este tema.