Monjas paracaidistas: Una pasión por la justicia y por vivir la vida al máximo

La Hna. Charlene Hudon cree en vivir la vida al máximo. Esta hermana de 85 años, que adora las actividades al aire libre, ha practicado rafting, parasailing y volado en un planeador. Y recientemente ha añadido una nueva aventura: el paracaidismo.

En un pequeño aeródromo situado a unos 50 kilómetros al norte de Seattle, ella y su amiga -la Hna. Joyce Roach, OP- subieron a un avión que las llevó a 3.000 metros de altura. Aseguradas a un paracaidista experimentado, las dos abandonaron la aeronave y experimentaron unos 30 segundos de caída libre antes de que sus paracaídas se abrieran. Ambos aterrizaron minutos después en un campo de hierba cercano a la pista que acababan de abandonar.

La Hna. Charlene nació en Ellensburg y se crió en Yakima y Wapato, Washington. Se unió a las Hermanas de la Providencia al terminar la escuela secundaria y siempre ha sido una entusiasta de las actividades al aire libre entre sus ministerios de enseñanza y atención médica a lo largo de los años.

También es una apasionada del servicio a los marginados y una voz abierta por la justicia, habiendo participado en las campañas Americas Watch y Nuns on the Bus.

La Hna. Charlene continúa sirviendo en su “ministerio de disponibilidad”, estando allí cuando y donde puede ser de ayuda.

Las aventuras, por supuesto, continuarán. Las próximas son la tirolina y los globos aerostáticos.


(Lea más sobre sus ministerios: 60 años: Charlene Hudon, SP – Hermanas de la Providencia, Provincia Mother Joseph).